Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘sanidad’

Abro este blog para realizar una reflexión acerca del reciente logro del presidente Obama en política interna: la reforma del sistema sanitario estadounidense. Con ella, más de 30 millones de personas se beneficiarán de asistencia médica. No se trata de la implantación de un sistema público al estilo europeo, que es lo que inicialmente pretendía la Administración, pues se calcula que unos 15 millones de personas se quedan fuera, por una u otra cuestión. Además, requerirá del pago de una cuota anual, que el Gobierno Federal se encargará de subvencionar a los menos pudientes. Pero se trata de un hito histórico en la política estadounidense. Analicemos por qué.

Una de las claves del sistema sanitario estadounidense prerreforma es, en resumidas cuentas, la inexistencia del mismo. Sí es cierto que existían dos seguros subvencionados por el Gobierno, Medicare y Medicaid, para minusválidos, personas de la tercera edad e indigentes, pero los servicios que prestaban eran muy limitados  y pobres en recursos. Por ejemplo, no se hacían cargo de los gastos por la estancia en un centro médico, ni cubrían prácticamente ningún medicamento. Por tanto, con la aprobación de esta nueva ley, el Gobierno demócrata ofrece cobertura médica a millones de personas que, anteriormente, debían pagar enormes sumas de dinero a las clínicas privadas por sus tratamientos y medicación.

Este es otro de los puntos calientes. Las compañías aseguradoras, en su mayoría pertenecientes a grandes corporaciones, recaudaban ingentes cantidades de dinero gracias a su posición oligárquica en la sanidad estadounidense, ya que eran la única manera existente para tener acceso a cobertura médica en caso de necesitarlo, además de rechazar a enfermos terminales o de costosos tratamientos. Este asunto es tratado largo y tendido en “Sicko” (Michael Moore, 2007) con lo que no me extenderé demasiado. La cuestión principal radica en que, con esta enmienda, las aseguradoras deberán mejorar las condiciones que ofrecen a sus asegurados y a precios competitivos (en línea con lo que aquí ofrecen IMQ o Sanitas) para optar a una cuota de mercado. Es por ello que el Partido Republicano, representante de los grandes centros de poder financiero y corporativo, pretende revocar esta ley, utilizando para ello todos los medios a su alcance. Espero que no lo logren.

En definitiva, se trata de un paso de gigante del presidente estadounidense, que ve cuasi resuelto uno de los puntos calientes de la agenda que se marcó al principio de su mandato. Además, este fortalecimiento de su administración en política interna se verá reflejado en otras cuestiones de ámbito internacional, con lo que podrá encarar con fuerzas renovadas asuntos delicados como el deterioro de las relaciones con Israel.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: